Los celos son capaces de destruir una relación de pareja.

Los celos son capaces de destruir una relación de pareja. La persona celosa trata de ejercer control y desconfía de su pareja todo el tiempo.

Uno de los principales motores de la celotipia es el miedo a la infidelidad, pero los celos también pueden tener su origen en el desarrollo profesional y convertirse en celos profesionales.

Investigadores de la Universidad de la Universidad de Valencia, España; de la Universidad de Groninga en Holanda; y de la Universidad de Palermo en Argentina afirman que los celos profesionales son motivados, tanto en hombres como en mujeres, en gran medidad por deseo de poder, jerarquía, y salario.

Si tienes la sospecha, no lo dejes pasar y checa las señales claras de que tu pareja siente celos profesionales hacia ti:

Minimiza lo que haces. Ya sea diciendo que tu labor es “fácil”, cuestiona tu estrés, compara tu trabajo con el de alguien más… Vaya no reconoce tu cargo en lo absoluto.

Argumentando que tienes grandes capacidades que no puedes explotar en tu empleo actual, que tu sueldo es malo (aunque no lo sea), es más hasta te muestra ofertas de empleo con tal de que encuentres algo que te atraiga y renuncies.

Reclamos

Si trabajas horas extra o le cancelas un plan por trabajo. Trata de hacerte sentir culpable y te juzga por dedicarle tanto tiempo a tus actividades laborales. Puede ser que hasta sugiera que eres “workaholic” para descalificar tu actitud respecto a tu empleo.

Si tu pareja muestra celos profesionales hacia ti, no lo toleres. Habla con él, hazle saber lo que sientes para que deje de hacerlo.

Si de plano no muestra interés por trabajar su problema de celos, te conviene reflexionar sobre si vale la pena continuar en una relación así o no. Más vale sola que mal acompañada; las relaciones tóxicas nunca dejan algo positivo.