“Tetazo” en el Obelisco de Buenos Aires

Organizaciones feministas agrupadas en el colectivo “Agitaciones Contra el Acoso Callejero” protestaron este martes a las 17 hs con un “Tetazo” en el Obelisco de Buenos Aires y en otras ciudades del país tras un polémico operativo de policías bonaerenses contra jóvenes que hacían toples en una playa de Necochea.

La protesta apunta contra el artículo 70 del Decreto Ley 8031/73 del Código de Faltas bonaerense, que impone multas a quien “con acto, palabra, dibujo o inscripción torpe u obscena ofendiera la decencia pública”.

La convocatoria tiene diversas consignas que se multiplican en las cuentas en redes sociales, en las banderas y pancartas que llevarán las mujeres: “Nuestros senos no deben ser censurados”, “Igualdad”, “La única teta que molesta es la que no se puede comprar” y “Por la soberanía de nuestros cuerpos”.

En forma paralela a la protesta en el centro porteño, se harán manifestaciones en el Monumento a la Bandera de la ciudad de Rosario y en la Playa Unzué de Mar del Plata (Río Negro y la costa). Por otra parte, en Córdoba una concentración está convocada a las 19 en el Patio Olmos (Avenida Velez Sarsfield 399).

Aprovechando el hecho ocurrido en Necochea, un grupo de legisladores bonaerenses presentó dos proyectos, uno en el Senado y otro en la Cámara de Diputados, para derogar el artículo 70 del actual código contravencional, sancionado en 1973 y aún vigente, que se aplicó en el caso de las mujeres que hacían toples en la ciudad balnearia.

La manifestación de esta tarde fue convocada por redes sociales luego que, el mes pasado, la policía intervino en el balneario bonaerense con numerosos efectivos y móviles cuando tres mujeres tomaban sol sin corpiño para que cubrieran su torso.

No todas las mujeres están a favor de esta medida. La Negra Vernaci realizó un descargo al respecto en La Negra Pop, su programa en POP 101.5 No cuenten conmigo para el ‘Tetazo’. Armar una movida para tu derecho de estar en tetas, o sea. En un país donde no somos tropicales, no es que estamos pasando un ‘calorón'”, inició con humor pero siendo muy concreta en su postura.

“No es una necesidad. Como mujeres podemos hacer cosas más interesantes que pedir el derecho a andar como queremos, como que no nos acosen en la calle, que cuando vayamos a hacer la denuncia nos acepten en la comisaría y nos digan ‘no es necesario que venga muerta, señora para tomarle la denuncia porque el marido la cascó’. Cosas fundamentales. Lo de las tetas viene solo después. Al pedo”, continuó enfática.