Amplían el presupuesto para cumplir con los aumentos salariales

Sesión Ordinaria. La Legislatura aprobó hoy una ley a fin de dar cumplimiento a los diferentes incrementos acordados con el sector gremial de los trabajadores de la Ciudad para el último período del año. Además aprobaron el Consenso Fiscal 2018.
La Legislatura aprobó hoy una nueva ampliación al presupuesto vigente por un total de 1.434 millones de pesos que serán destinados a los aumentos salariales de los trabajadores de la Ciudad, según se acordó con las distintas organizaciones gremiales. Es la tercera modificación del Presupuesto General de la Administración del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para el Ejercicio 2018, aprobado por Ley N° 5915.

La iniciativa del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, que tuvo despacho de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, establece una ampliación de 1.316 millones de pesos en los créditos asociados al gasto en personal y 118 millones de pesos para subsidio a la educación de gestión privada y los acuerdos paritarios del ejercicio.

Los recursos para dar cumplimiento a las nuevas obligaciones los aportará el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, como consecuencia del incremento en el nivel de precios (934 millones de pesos) y de las transferencias por Coparticipación Federal (500 millones de pesos).

Los fundamentos expresan que estas mayores erogaciones tienen su origen en los siguientes acuerdos salariales:

– Por Acta de Negociación Colectiva Comisión Central N°35/18 se convino un incremento salarial para el personal de la planta permanente de la carrera administrativa (Decreto N° 583/05, subsiguientes y complementarios) de la Administración Central, de los escalafones especiales y de los trabajadores que se encuentran revistando en plantas transitorias, del 5 % a partir del 1º de noviembre de 2018. Dicho incremento es remunerativo, siendo su base de cálculo marzo de 2018.

– Por Acta de Negociación Colectiva de la Comisión Paritaria Sectorial — Médicos Municipales N° 7/18 se otorgó a los profesionales de la Carrera Profesional Hospitalaria y residentes un incremento del 5 % a partir del 1 de noviembre del corriente año. Dicho incremento es remunerativo, siendo su base de cálculo las remuneraciones vigentes al 30 de abril último. Asimismo, se extendió este incremento al régimen de Suplencias de Guardia del Área de Urgencia.

– Para todos los docentes dependientes del GCABA se realizó una previsión de incremento del salario básico y del adicional establecido por Decreto N° 483/05 del 5 % remunerativo a partir del 1 de octubre pasado.

– Para el Régimen Gerencial de la Administración Pública local se realizó una previsión de incremento del 5 % remunerativo a partir del 1 de noviembre.

– Asimismo, se dispuso un aumento en las remuneraciones de las autoridades superiores y en el Régimen Modular de Plantas de Gabinete, de acuerdo con la pauta salarial del año en curso para el personal de planta permanente del GCABA.

– Con respecto a la Policía de la Ciudad, se realizó una previsión de incremento del 5 % a partir del 1 de noviembre. Dicho aumento es remunerativo, siendo su base de cálculo marzo de 2018.

– En igual forma y de manera consistente con los acuerdos paritarios mencionados, se incorpora la previsión de mayores erogaciones en personal para el Poder Legislativo, la Defensoría del Pueblo y el Poder Judicial.

– A su vez, se contempla la ampliación de las transferencias por $ 118.000.000 originadas en el subsidio a la educación de gestión privada, para atender el acuerdo paritario del ejercicio.

La iniciativa resultó aprobada con 41 votos positivos (VJ, BP, PS), 6 negativos (MC, FIT, PTS, AyL) y 13 abstenciones (UC y Evolución).

Debate en el Recinto

La diputada Paula Villalba (VJ), presidenta de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, informó a los legisladores sobre el proyecto y resaltó: “Sabemos que la inflación es el peor impuesto y estamos trabajando en políticas moentarias para su desaceleración pero no entiendo el rechazo a votar un aumento salarial a los trabajadores”. Desde los bloques de izquierda se opusieron a acompañar la ampliación presupuestaria al considerar que es “un incremento nominal que cuando se hace en el marco de este proceso inflacionario, esconde un ajuste salarial” y que “este proyecto viene a legalizar la confiscación de una parte considerable del salario de los trabajadores”.

En tanto, el diputado Claudio Heredia (BP) expresó: “Entendemos que estos acuerdos paritarios tienen que ser respetados y este proyecto va destinado a los aumentos, por eso vamos a acompañar”. Por su parte, el legislador Carlos Tomada (UC) anticipó la abstención del bloque al considerar que “fallaron en todas las proyecciones que hicieron para este presupuesto. El año pasado avisamos que no eran razonables las previsiones, que estaba mal confeccionado el presupuesto y el tiempo nos dio la razón. Aprobarlo sería aceptar el ajuste que cae sobre el salario y los derechos del empleado público de la ciudad”. También justificaron la abstención desde el bloque Evolución por ser “la tercera modificación presupuestaria del año”, concepto utilizado por el diputado Marcelo de Pierro (MC) para rechazar la iniciativ! a.

Aprobaron el Consenso Fiscal 2018

A través de una resolución la Legislatura dio su aval al Consenso Fiscal celebrado con fecha 13 de septiembre de 2018, entre el Estado Nacional, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los Gobiernos provinciales.

“Este acuerdo es otro paso importante en un proceso de diálogo interjurisdiccional llevado a cabo por la Nación, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el que se persiguen acuerdos factibles tendientes al desarrollo sostenido y equilibrado del país”, explican los fundamentos de la iniciativa, que resultó aprobada con 39 votos a favor (VJ, Evolución) y 21 en contra (UC, PS, BP, AyL, FIT, PTS).

El Consenso Fiscal 2018 propicia acelerar la consolidación fiscal, distribuir los fondos públicos equitativamente, y reducir desigualdades y asimetrías en el esquema de gastos y recursos públicos, en miras a la búsqueda de una economía más integrada, equitativa y solidaria.

En 2016 se suscribió un Acuerdo para un nuevo federalismo ratificado por la ley N° 27.260, con el objetivo de fortalecer el federalismo y lograr el equilibrio fiscal, a través del consenso y la resolución de conflictos que existían entre las jurisdicciones firmantes.

Ya en el 2017 se celebró el Consenso Fiscal, aprobado por Ley Nacional N° 27.429 y por Resolución de la Legislatura de la Ciudad N° 441, por medio del cual se prosiguió armonizar las estructuras tributarias de las distintas jurisdicciones de forma tal de promover el empleo, la inversión y el crecimiento económico e impulsar políticas uniformes que posibiliten lograr esa finalidad común.

Durante el debate del proyecto, la diputada Paula Villalba (VJ) sostuvo que “hablamos de seguir utilizando nuestro presupuesto en inversión social”. Desde la oposición, diputados criticaron la iniciativa. Fernando Villardo (AyL) expresó que “rechazamos este consenso porque es entre cúpulas de dirigentes, con objetivos de llevar adelante un programa de ajuste que genera un claro retroceso de las condiciones de vida”. En el mismo sentido se manifestaron otros diputados de izquierda considerando que “este paquetazo que discutimos hoy beneficia a los grandes empresarios” y que “el ajuste que le están haciendo pagar al pueblo argentino no tiene sentido ni futuro”.

El diputado Sergio Abrevaya (GEN) dijo que “en el marco de la reducción de subsisidos tarifarios nacionales, la Ciudad participa pagando la tarifa social. Si la ciudad decide subsidiar la tarifa social entonces va a pagar la ganancia de las empresas. No podemos avalar esto”. Finalmente, el diputado Hernan Arce (PS) resaltó: “Es un nuevo capítulo del consenso fiscal que ya habíamos rechazado el año pasado porque hace recaer el costo del ajuste en los sectores más vulnerables y significa un retroceso de nuestro distrito en los fondos coparticipables. Nos oponemos porque no estamos dispuestos a convalidar sometimiento de la ciudad al gobierno nacional. Van a estar convalidando que nos tiren el agua, la luz y el transporte público sobre los que la ciudad no tiene injerencia alguna”.