La venganza se sirve fría: José María Campagnoli en lugar de Gils Carbó

La venganza se sirve fría… Revenge is eat cold dish… El documento, dirigido al presidente Mauricio Macri y al Ministro de Justicia comenzó a circular por la plataforma de Change.org y tiene más de 106.000 firmas.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, recibió la petición promovida por la periodista Fanny Mandelbaum y por Gustavo Marrala en la que sugieren al fiscal José María Campagnoli como futuro procurador general de la Nación.

El ministro escuchó los argumentos de la petición y coincidió con que el actual fiscal nacional “es un funcionario de reconocida trayectoria”, pero que “el cargo de procurador general de la Nación está ocupado por Alejandra Gils Carbó y es apresurado pensar en un sustituto”. Agradeció la sugerencia y aseguró que se va a abrir un expediente en el Ministerio.

El documento recibido señala: “Este grupo de ciudadanos argentinos concuerda con lo expresado por Elisa Lilita Carrió, a través de los medios de comunicación, en referencia a quien desearíamos que ocupara el puesto de procurador de la Nación en el caso que ello fuese en algún momento posible: el Dr. José María Campagnoli”.

Argentina: Un país muy muy berreta y frio
El senador Cimbro se acercó a César con la excusa de implorarle el perdón para su hermano desterrado, arrojándose de rodillas a sus pies. El resto de los asesinos se acercaron entonces para apoyar dicha petición.

Entonces Cimbro agarró la toga de César para inmovilizarle. Esa era la señal. El senador Casca, que estaba situado a su espalda, le asestó la primera puñalada. César se giró al notar el frío acero y le clavó en el brazo el stilo (instrumento de escritura sobre papiro) que tenía en la mano. El resto de asesinos se abalanzaron sobre César asestándole 23 puñaladas. César aún tuvo fuerzas para empujarles, para pronunciar las palabras de incredulidad al ver a Bruto con un puñal en la mano (“¿Tú también hijo mio?) y para taparse el rostro con la toga y evitar que sus asesinos vieran su cara en el momento de morir.

A lo que Bruto replico: “La venganza es fría, padre…”, refiriendose al frío acero de la espada…

La noticia de la muerte del gran Emperador,fue recibida con furia por su Leal general Marco Antonio, y su hijo adoptivo y heredero Cayo Julio César Octaviano (hijo de Cleopatra), y al matar a cada uno de los asesinos de el Cesar, Marco Antonio, repitío las mismas palabras que había dicho Bruto al matar a su padre…

Pero esa es otra historia y debe ser contada en otro momento.

Esta frase, fue cambiando mucho a travez de los siglos, hasta convertirse en el proverbio que conocemos ahora:
“La venganza es un plato que se sirve frío”